Skip to main content

Coincidirán conmigo en que cada vez son más los ciudadanos que se suman a la práctica deportiva, siendo merecedora de una atención especial y de una regulación propia. Por ello, el 1 de enero de 2023 entró en vigor la nueva Ley del Deporte en nuestro país (Ley 39/2022, de 30 de diciembre), con el objetivo de adaptar la normativa vigente a la realidad socioeconómica actual y futura.

Esta norma está inspirada en todo su articulado por el principio de igualdad, que debe ser entendida como igualdad real en el acceso a la práctica deportiva y a los puestos de carácter técnico y directivo, así como una práctica deportiva libre de cualquier tipo de discriminación, especialmente en el caso de niñas y mujeres.

Entre algunas de las novedades que se incluyen se encuentra el reconocimiento de la actividad deportiva como un derecho. Se elimina la desigualdad por razón de sexo, género y discapacidad. Además, impulsa la presencia de la mujer en el mundo del deporte y regula los derechos y deberes de las personas deportistas. Cabe destacar que también se incluyen medidas relacionadas con la protección del Medio Ambiente, transición ecológica e innovación digital. 

Esta nueva ley también trata la definición y regulación de las federaciones deportivas españolas y Ligas Profesionales. Se recogen medidas de gobernanza y transparencia. Las ligas y federaciones estarán obligadas a elaborar un plan específico de conciliación y corresponsabilidad con medidas concretas de protección en los casos de maternidad y lactancia.

La actividad deportiva es concebida también bajo una óptica turística, de la cohesión territorial, como instrumento de promoción y desarrollo económico de territorios rurales, como herramienta de creación de nuevas oportunidades de negocio, fijación de población rural, recuperación medioambiental de espacios abandonados, etc. Por ello, la nueva ley incluye la creación del programa deportivo «RETO DE». Este programa tendrá la consideración de acontecimiento de excepcional interés público y se desarrollará entre 2023 y 2025, con el que las empresas patrocinadoras obtendrían beneficios fiscales por su impulso a actividades deportivas en zonas rurales.

Así, debemos destacar que la nueva Ley reconoce la actividad física y el deporte como un derecho fundamental de la ciudadanía, atendiendo a un deporte mucho más desarrollado y profesionalizado, a todos los niveles.

No debemos olvidar los aspectos socio-laborales de la nueva Ley del Deporte. En este sentido, la Ley se ajusta a la nueva realidad socio-económica: protección de las mujeres deportistas embarazadas, conciliación con la vida familiar, académica y profesional, especial protección al derecho de la maternidad y paternidad y su reincorporación laboral al finalizar sus carreras. Para lograr sus objetivos introduce aspectos laborales de gran importancia como son:

  1. El Concepto de deportista profesional
  2. Los Derechos de los deportistas profesionales
  3. La Igualdad efectiva e inclusión social
  4. La Salud y prevención de riesgos
  5. La Práctica deportiva de menores de edad
  6. Considera como infracción muy grave la discriminación en la relación laboral
  7. Reconocimiento al Derecho sindical y negociación colectiva

Enlace de acceso al documento completo: Disposición 24430 del BOE núm. 314 de 2022